Skip to content

BLOG

Novedades, ideas y reflexiones varias.

Vendiendo datos personales. Comprando bicicletas robadas

El artículo reciente publicado en el New York Times sobre la avalancha de empresas de reciente creación en torno a la propuesta “reclama el dinero que valen tus datos” (Selling Your Private Information Is a Terrible Idea) no ha podido estar más acertado.

Aunque también llevo varios artículos y entrevistas explicando esto mismo, siempre viene bien el recordatorio: Si alimentamos a la bestia del mercado de compraventa de datos personales a granel, el problema no desaparecerá jamás.

Prometer a la gente unos ingresos (pírricos, por otro lado) a cambio de datos supone aceptar el nivel de mercantilización (y precio asociado) marcado por los “data brokers” que ahora trafican con información sustraída de aplicaciones móviles o webs, con nula comprensión o consentimiento real del usuario.

Me recuerda en cierto modo a la lógica autodestructiva de quien se dirige a un mercado clandestino para comprar bicicletas robadas porque alguien le ha robado la suya antes.

Lo he llegado a explicar en mucho mayor detalle, porque sin duda partimos de un mercado publicitario que ya mercantiliza los propios datos, y esto genera reacciones impulsivas a falta de cuidadoso análisis. Aquí por si hay interés y tiempo: «Ni tus datos te pertenecen, ni valen lo que piensas«.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin