Skip to content

BLOG

Novedades, ideas y reflexiones varias.

Nuevas fórmulas de monetización para medios digitales

CDATA[Para desesperación de los antiguos imperios mediáticos, el nubarrón de la inviabilidad económica se extiende ya mucho más allá de la prensa digital. Es evidente para muchos que jugar la partida de RTB (programática comportamental) genera poco más que un espejismo de rentabilidad.

Pero también va quedando claro que el mercado de paywalls, que no es otro que el de suscripciones o micropagos, ha alcanzado su punto de saturación. Pocos consumidores pueden justificar un gasto adicional recurrente sobre la pirámide actual de cargos asociados a conectividad, entretenimiento, noticias o educación. Y no ayuda su asociación histórica a modelos publicitarios y consumo gratuito.

Por el camino han ido quedando otros experimentos, con frecuencia acertados en el razonamiento de partida. En ocasiones apoyados en capitalizar el alto valor de la marca como polo aún imbatible de atracción de audiencias. En otras dando protagonismo a su capacidad innata para generar contenidos de insuperable calidad, valor o capacidad de impacto social.

Y por el mismo camino se ha esfumado el oportunismo pasajero de soluciones híbridas aspirando a capitalizar a un tiempo la maquinaria de producción y viralización de contenidos en masa y el nivel de segmentación que facilita competir en el mercado de perfiles.

Pero el horno no está para bollos. La fiesta toca a su fin, con niveles de deuda insostenibles y algunas premisas moderadamente asentadas:

  • La sociedad necesita periodismo de calidad, y éste debería ser económicamente viable
  • No se puede forjar una verdadera marca sin su compromiso con valores permanentes, en el extremo opuesto de la personalización extrema o la participación de un estado constante de deficiencia de atención
  • La asociación de marcas y propuestas comerciales a intereses, valores y contexto exige un esfuerzo colectivo por parte de un abanico suficientemente amplio de medios o fuentes de contenido
  • El ansia por competir en el mercado de perfiles (cuando la naturaleza propia exige capitalizar el de contextos y valores) lleva únicamente a alienar a la audiencia e incumplir la ley como consecuencia de la intermediación en el recabado y propagación de datos personales.

Es a la vista de todo ello que sigo proponiendo que los medios exploren nuevas fórmulas sobre sus palancas de valor diferenciado, aprovechando una posición privilegiada en el control de la relación con su audiencia, pero al mismo tiempo respondiendo al valor de inconmensurables inventarios publicitarios con acuerdos suficientemente amplios para el postulado de una oferta integral a anunciantes.

Dicha oferta integral podría apoyarse en fórmulas de registro único y comercialización conjunta. Garantizando que el usuario/lector/cliente permanece en control de sus datos desde el primer momento.

Hablaremos de ello y otras alternativas en el próximo PrivacyTech Madrid (jueves 10 de octubre, 7 pm: abierto a registro), de la mano de un invitado de lujo: Alessandro De Zanche.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin