Skip to content

BLOG

Novedades, ideas y reflexiones varias.

Foto de Esteban Lopez en Unsplash

Max Schrems contra el mundo

Max Schrems (verdugo de ambos, el Safe Harbor y el Privacy Shield) apunta los cañones a las webs cuyos faldones de cookies no incluyen un botón de rechazo completo en primera capa, anunciando un sistema automatizado que permitirá demandar a diez mil empresas.

Además, Android empieza a seguir los pasos de Apple con la adopción de medidas de privacidad para aplicaciones móviles.

Entrando en materia:

Editorial

  • Un artículo de Lance Ulanoff en OneZero (Medium) nos propone que no ahoguemos la Inteligencia Artificial con excesiva legislación antes de que pueda incluso despegar (“Let’s Not Regulate AI Out Of Existence”), explicando que iniciativas legislativas como la que prepara la Unión Europea podrán hacer muy difícil a las pequeñas empresas el aprovechamiento de la estadística avanzada en áreas que son claramente beneficiosas para la sociedad. Una vez más, podríamos estar construyendo una barrera que garantiza que los gigantes que ahora dominan este espacio sean dueños absolutos de su futuro. 

ePrivacy

  • Max Schrems, quien da nombre a las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE que acabaron con el Privacy Shield y dejaron muy tocadas a las SCC (Cláusulas Contractuales Modelo), ha lanzado esta semana una campaña para acabar con los faldones de cookies que no dejan rechazarlas todas en primera capa y, por tanto, no evitan patrones oscuros, muy en la línea de la actuación anunciada por la CNIL (agencia de protección de datos francesa) la semana pasada. NOYB (su organización sin ánimo de lucro) ha anunciado que demandará a 10.000 de las webs más visitadas de Europa, en función de si son o no capaces de adaptar sus webs en el plazo de un mes. Las primeras 500 han recibido ya una comunicación previa.
  • La Comisión Europea publicó el viernes pasado una nueva versión de sus Cláusulas Contractuales Modelo (SCC) para la transferencia internacional de datos y los acuerdos entre responsables y encargados del tratamiento, unas semanas después de haberse publicado la opinión conjunta del EDPB y EDPS sobre su borrador inicial. Entre otras cosas, se garantiza un periodo transitorio de 18 meses para quienes tengan que adaptar el modelo previo.
  • Esto no ha detenido el tiempo en Alemania, donde la semana pasada arrancó una campaña de revisión de la forma en la que las empresas envían datos a productos en nube alojados en EEUU, con cuestionarios remitidos a muchas de ellas en Hamburgo, Berlín y Baviera. 

MarTech y AdTech

  • TAPAD abandona la Unión Europea. La empresa ha sido pionera en suministrar la identificación probabilística de audiencias a través de diferentes dispositivos, y ahora se cuestiona que las personas objeto de seguimiento (y cuyos datos representan la mercancía principal) puedan dar un consentimiento efectivo.

Competencia y mercados digitales

  • La Comisión Europea ha anunciado un “Documento Europeo de Identidad” digital con la idea de que, además de poder lidiar con todas las administraciones públicas de la UE, se puedan almacenar medios de pago y, ya que estamos, acceder a plataformas como Google y Facebook para que solo reciban la información mínima necesaria. Además de enfrentarse a un problema de compatibilidad entre muy diferentes legislaciones y sistemas (con algunos países como Estonia o Suecia contando con versiones más o menos avanzadas de algunas de estas funcionalidades), la iniciativa ha despertado críticas por lo costoso e inútil que puede resultar que una institución comunitaria se dedique a abordar una solución tecnológica (e interferir en la iniciativa privada) en vez de a facilitar interoperabilidad o el ejercicio efectivo de derechos.

Zero-Party Data y Customer Centricity

  • Google introdujo la semana pasada nuevas funcionalidades de privacidad en Android. Ya se puede hacer un opt-out del Advertising ID (como se hacía en Apple antes de llegar ATT) que los desarrolladores de apps no podrán saltarse (como ocurre ahora), y esto se suma a otras medidas recientemente anunciadas como el bloqueo a datos de ubicación precisa para determinadas aplicaciones. 
  • Apple ha introducido un cambio importante en AirTags (lanzados el mes pasado) para evitar discriminar a usuarios de Android en situaciones en las que los dispositivos podrían ser usados para espiar o acosar a la gente. Ahora ya no esperarán tres días antes de pitar, sino que lo harán con más frecuencia (entre ocho y veinticuatro horas). 

Futuro de los medios

  • Twitter lanzó ayer su servicio de suscripción (“Blue”) en Australia y Canadá antes de desplegarlo en el resto del mundo. Este modo “premium” permite deshacer tweets y visualizar hilos de una forma más digerible. Esto se suma al Tip Jar (ya comentado, permitiendo micro pagos en modo de contribución a un autor o artista determinado) y al Super Follows (que dejará cobrar suscripciones por contenidos exclusivos). 

¡Feliz semana!

Imagen de cabecera de Esteban Lopez en Unsplash

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin