Skip to content

BLOG

Novedades, ideas y reflexiones varias.

Los guardianes de la economía digital

Después de la audiencia de las Big Tech ante el Congreso de EE.UU. creemos que se podría encontrar una fórmula para aplicar las leyes antimonopolio existentes al control de Google sobre DoubleClick y YouTube, o la adquisición de Instagram y WhatsApp por parte de Facebook. Es cierto que también pensamos que una ruptura de ambas compañías difícilmente resolvería el problema subyacente: la tendencia natural de la sociedad (y los fuertes incentivos) de concentrarse alrededor de un solo jugador importante para cada una de esas propuestas de valor. O, como muchas veces escuchamos, la solución que en su día aplicamos a un monopolio sobre la oferta no funciona para cuellos de botella en el lado de la demanda.

El gran crecimiento experimentado por estas firmas tecnológicas está bajo la lupa a nivel global. Durante la apertura de la sesión, el presidente del comité, David Cicilline, cuestionó duramente el poder de estas grandes, a las que culpabilizó de prácticas monopolísticas y ejercicio control sobre la economía o la democracia.

Unos meses atrás tuvimos igualmente conocimiento de que la Comisión Europea está investigando a Apple tras la queja de Spotify, acusándola de ser anticompetitiva. Una de las principales quejas de Spotify contra Apple es el impuesto del 30% que la empresa de Cupertino impone a todas las compras que se realizan a través de la App Store. En el contexto de la audiencia reciente, el congresista demócrata Henry Johnson expresó asimismo su preocupación por el funcionamiento de la App Store, tras considerar que sus moderadores inventan reglas «sobre la marcha» y luego las interpretan arbitrariamente. Es por eso que deberíamos cuestionar la propiedad de Apple tanto de la App Store como del conjunto de servicios digitales que compiten en ella, o incluso el triple papel de Amazon como árbitro, plataforma publicitaria y jugador en su propio mercado. Y suponemos que tomar medidas contra estos dos podría resolver el problema, pero ambas parecen estar fuera de peligro en Estados Unidos por ahora: el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio están actualmente ocupados con Google y Facebook, respectivamente.

La mera inercia del ecosistema digital, avanzando a velocidad vertiginosa, parece haber provocado que los gigantes de Silicon Valley hayan acumulado cuotas desproporcionadas de mercado, sin frenos regulatorios o judiciales en el marco de la libre competencia. No siempre resulta fácil para los organismos competentes comprender el desafío al que se enfrentan, y el crecimiento exponencial es, al fin y al cabo, parte de la promesa del “sueño americano”.

Estas compañías tienen ahora un poder que es muy difícil desmontar y ante el cual la política se está sintiendo indefensa. Parece imposible que algo tan lógico y simple como sería prohibir que Facebook pudiese operar en Instagram, WhatsApp, Messenger y el propio Facebook a la vez no resulte en absoluto sencillo de articular bajo el marco legal estadounidense.

Por otro lado, el marco legal de la competencia de la Unión Europea, a diferencia del “antitrust” norteamericano, aspira a tutelar los intereses de otros actores en el mercado, con frecuencia de mucho menor tamaño, sin necesidad de superar un test de “daño al consumidor final” (algo tremendamente difícil en el escenario actual, con los beneficios a particulares creciendo de forma paralela al dominio de Google, Facebook, Apple o Amazon). Y este diferente enfoque sí que podría aportar una solución a corto plazo. 

En fin, el dilema está servido. Hablamos de empresas nacidas al cobijo de una filosofía que favorece el crecimiento y la innovación, encontrando en las ventajas para el consumidor final su principal validación. En el proceso han demostrado que estas mismas reglas del juego perjudican a cualquier empresa de menor tamaño interpuesta entre ellas y el propio consumidor. 

Resultaría curioso que solo en la invasión de nuevos tableros de juego (por la naturaleza global de Internet), y el sometimiento a nuevas reglas en ellos aplicables, pudiéramos encontrar respuesta a los desafíos del mercado que los vio nacer. 

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin

01

¿Eres un usuario y quieres tener más control sobre tus datos?

Cuéntame +

02

¿Eres un medio, una app o un anunciante y quieres saber más sobre nuestra plataforma?

Escríbenos