Skip to content

BLOG

Novedades, ideas y reflexiones varias.

El paradigma del registro único

Ahora que Facebook acaba de dar prioridad a España (junto a Corea del Sur e Irlanda… nexo pendiente de aclaración) para permitir la desactivación de “Off-Facebook Data”, se presenta el momento ideal para ponderar los riesgos asociados a un muy habitual ejercicio de conveniencia: Login con Facebook.

Es evidente que sirve de poco enarbolar las virtudes del registro manual e independiente para cada aplicación móvil o servicio web si terminamos incurriendo en la negligencia de compartir claves o no usar un gestor de passwords, pero los riesgos asociados a entregar a Facebook las llaves de nuestras vidas, abriendo al mismo tiempo un canal en sentido inverso a operadores poco éticos, no parecen tener rival. En fin, nada mejor que asomarse al documental The Great Hack (Netflix) para entender al detalle todas las implicaciones de este entramado.

No se me ocurre una forma más óptima de aunar control sobre los propios datos, conveniencia (velocidad de acceso) y seguridad que una alternativa de registro único concebida bajo principios de Privacidad desde el diseño («Privacy by Design»), garantizando la minimización en el recabado para cada plataforma en función de su naturaleza.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin