Skip to content

BLOG

Novedades, ideas y reflexiones varias.

DO make me think

De acuerdo, nada como un “journey” mecánico e intuitivo para nuestras cabezas aturdidas de oportunidades e información. Fluirá mejor la audiencia, se completarán más embudos y el ejército proseguirá su marcha hacia el siguiente nivel del juego, con más posibilidades, ansiedad y FOMO.

Pero ¿y si la experiencia más satisfactoria estuviera precisamente en el aprendizaje aposentado y el esfuerzo recompensado? O en la apreciación tranquila, saboreando cada paso como se contempla un momento irrepetible.

Tal vez esté aquí la fórmula de la obtención del consentimiento. En un proceso educativo que transforma el contrato de adhesión en una enriquecedora clase magistral. Descubre lo que aportas, analiza lo que se te ofrece y disfruta de la negociación.

Completar tareas puede ser inmediatamente satisfactorio, con su percepción animal de causa-efecto. Comprender sus últimas consecuencias deja un poso mucho más profundo y reconfortante.

O será cosa de la edad, en cuyo caso toca exigir la personalización del planteamiento de partida. Que a su vez exige datos. Previo consentimiento.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin