Skip to content

BLOG

Novedades, ideas y reflexiones varias.

Causa común

Hablaba el otro día de la “comoditización” de los datos y la tentación de ponerlos a la venta, con todos los riesgos asociados a ello.

No es necesaria sin embargo una aplicación directa y consciente del derecho “a la propiedad” (física o intelectual) para entrar en connivencia con este tipo de iniciativas (que sigo considerando erróneas). De forma posiblemente inconsciente han ido cayendo en el mismo cubo otrora improbables compañeros de aventura, consecuencia de recorridos paralelos en búsqueda de un modelo económico:

  • Medios digitales que imponen un “consent wall” (muro de consentimiento exigiendo compartir datos con terceros bajo condiciones abusivas), sin cuya aceptación resulta imposible consumir noticias o contenidos
  • Aplicaciones móviles (juegos, principalmente) no permitiendo a un público infantil comenzar a participar sin la aceptación previa de remisión de identificadores de dispositivo a terceros no identificados
  • Plataformas y operadores (reciente caso de Amazon) ofreciendo retribución directa a usuarios por la exposición de ciertos datos
  • Gobiernos aplicando una “tasa Google” (o GAFA) que viola la línea entre la protección de un derecho fundamental (privacidad) y el ejercicio de la función tributaria, usando un hipotético valor pecuniario de los datos como criterio impositivo (en conjunción con otros, aún más arbitrarios parámetros).

La línea es fina, no habiendo una conciencia social del potencial uso de esos datos en un futuro no muy lejano.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin